jueves, 21 de agosto de 2014

Conejitos salados

Hacia ya tiempo que compré estos moldes de conejitos y estaba deseando hacer algo con ellos. Así que se me ocurrió hacer unas galletitas saladas, que me encantan, y no había vuelto a comerlas desde...uff ni me acuerdo. 
La verdad es que he disfrutado mucho haciendo estas galletas. La masa es muy manejable, no se pega al rodillo y se corta muy bien. Pero vamos, no os voy a engañar, lo que más me ha gustado han sido mis moldes de conejitos,.¡Es que son tan monos! que me podría pasar horas cortando galletas. Además mientras los hacia me acorde la de unos dibujos que me gustaban mucho cuando era niña "La aldea del arce" y me he pasado la tarde cantando la canción mientras hacia las galletas, que por cierto, han salido muy ricas jejeje. Ideales como aperitivo y picoteo.




INGREDIENTES:

- 1 Huevo
- 200 ml. de leche.
- 2 cucharadas de aceite de oliva.
- 1 cucharadita de sal.
- 1 cucharadita de levadura (La mía Royal).
- 300 gr. de harina Mix C de Schar.



PREPARACIÓN:

Batimos el huevo, la añadimos la leche, el aceite y la sal. Cuando esto todo bien integrado le añadimos la harina tamizada junto con la levadura y amasamos hasta obtener una masa homogénea. La envolvemos en film trasparente y la dejamos 30 minutos en la nevera.



Con un rodillo estiramos la masa hasta dejarla muy finita (yo pongo sobre la encimera un papel vegetal y hay lo amaso) y con ayuda de un cortapastas vamos cortando las galletas y poniéndolas en una bandeja de horno que previamente habremos forrado con un papel vegetal. 

Pintamos las galletas con huevo, las espolvoreamos con sal y las horneamos en el horno precalentado a 170º con calor arriba y abajo, en un nivel medio, durante 20 minutos.

Las sacamos del horno, las dejamos enfriar sobre una rejilla y las guardamos en un bote hermético.



lunes, 18 de agosto de 2014

Tortitas

Nada mejor que unas tortitas para empezar el día con energía y con alegría. Son rápidas y fáciles de preparar, y están buenísimas. Las podemos acompañar con lo que más nos guste: miel, nata, sirope de caramelo, de fresa y como no, de chocolate.




INGREDIENTES

- 2 huevos.
- 1 cucharada sopera de azúcar.
- 1 cucharada sopera de aceite de oliva.
- 200 gr. de harina Mix C de Schar.
- Una pizca de sal.
- 1/2 sobre de levadura royal.
- 1 vaso grande de leche.
- Un poco de mantequilla para engrasar la sartén.




PREPARACIÓN

Primero batimos los huevos e incorporamos el azúcar y el aceite. Cuando este todo bien integrado añadimos la harina, levadura y una pizca de sal, removemos un poco y añadimos un vaso de leche. Batimos bien hasta que obtengamos una masa ligera.

Engrasamos una sartén con mantequilla y la ponemos a fuego medio. Cuando esté caliente, con ayuda de una cuchara echamos la masa, la dejamos un ratito hasta que se dore y le damos la vuelta con la ayuda de una espátula. Y así sucesivamente hasta que tengamos todas las tortitas que queramos.

Si sobra masa la podemos guardar en la nevera para el día siguiente.

domingo, 17 de agosto de 2014

Petisús nevados

La repostería es un arte, y como todo lo que implique creatividad, su proceso esta lleno de sentimientos y emociones: el anhelo de un sabor, de una textura, de un olor; la ilusión de recrearla, el miedo a fracasar, el no saber si ponerle un poquito más o menos de ese ingrediente,  la incertidumbre de si la masa dará la talla en el horno, la inquietud en la interminable espera mientras se enfría para poder probar tu obra y comprobar el resultado. 
Y llegados a este punto, con harina hasta en el pelo, y nervios, muchos nervios, llega la hora de la verdad, la hora de la alegría y el orgullo o el enfado y la desilusión. 
Hoy estoy muy contenta, ya puedo tachar otra cosa de mi lista. Por fin he conseguido hacer la pasta choux, por fin me he comido un auténtico petisú relleno de crema, y por fin, lo puedo compartir con vosotros,



INGREDIENTES (Para doce petisús)

Para la pasta Choux:
- 125 ml. de agua.
- 4 gr. de azúcar.
- 2 gr. de sal.
- 50 gr. de mantequilla.
- 35 gr. de harina Mix B de Schar.
- 30 gr. de harina Proceli.
- 15 gr. de harina de arroz.
- 3 huevos talla L.

Para la falsa crema de yema:
- 200 ml. de agua.
- 190 gr. de azúcar.
- 10 gr. de azúcar vainillado.
- 30 gr. de maizena.
- Colorante amarillo.

Para decorar:
- Azúcar glas.



PREPARACIÓN

La pasta choux

Ponemos en un cazo al fuego el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar y cuando llegue a ebullición lo retiramos rápidamente. Añadimos de golpe la mezcla de las tres harinas tamizadas y removemos con fuerza. Lo volvemos a poner al fuego sin dejar de remover para que la masa se seque y quede bastante firme.

Lo quitamos del fuego y lo pasamos a un bol y le añadiremos medio huevo, lo mezclamos con una espátula hasta que este completamente integrado, entonces añadimos otro medio y así hasta incorporar todos los huevos. La pasta tiene que quedar lisa, ligera, y que no este resbalosa.



Hornear los petisús

Ponemos la masa en una manga pastelera con una boquilla grande redonda y en una bandeja de horno forrada con un papel vegetal, iremos poniendo la masa colocando la manga pastelera en posición vertical y a dos centímetros de la bandeja. Los pintamos con huevo con una pizca de sal y le hacemos unas rayas con ayuda de un tenedor.

Horneamos durante 20 o 25 minutos (depende del tamaño) con calor arriba y abajo en una posición intermedia del horno, pero sin cerrar la puerta del todo. Le pondremos una cuchara de madera en la puerta para que se quede una rajita abierta. Cuando lleve 15 minutos abrimos el horno y le damos la vuelta a la bandeja, de modo que los petisús que estaban más cerca de puerta ahora estén en el fondo del horno, así todos se hornearan bien. Los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Preparar la falsa crema de yema

Ponemos en un cazo al fuego el agua con 100 gr. de azúcar y lo llevamos a ebullición. Lo retiramos del fuego y le añadimos de golpe el resto de ingredientes tamizamos y un poquito de colorante amarillo. Sin parar de remover lo volvemos a poner al fuego hasta que coja una consistencia espesa. Lo retiramos del fuego y lo reservamos hasta que se enfríe para rellenar los petisús.


Rellenar los petisús

Ponemos la falsa crema de yema en una manga pastelera con una boquilla redonda mediana, le hacemos un pequeño orificio a los petisús para meterle la boquilla y rellenarlos.
Una vez rellenos los espolvoreamos con azúcar glas y los metemos un par de horas en la nevera antes de comerlos.




viernes, 15 de agosto de 2014

Galletas de mantequilla y almendra

Ayer por la tarde se despertó el monstruo de las galletas que vive en mi y estaba que se me hacia la boca agua por unas campurrianas. Así que me puse a buscar recetas a ver si era capaz de construir su versión "sin glu". Y buscando, me encontré esta receta del blog Mis recetas dulces y saladas, que la había encontrado en el blog del El pucherete de Mari, que a su vez, la había sacado del libro: Los dulces del convento. Y ya no me preguntéis de donde habían sacado la receta las monjitas, porque yo solo quería merendar galletas y al final he acabado haciendo un trabajo de investigación, jajaja.

Estas galletas están muy buenas, en textura se asemejan mucho a las campurrianas, cuando las mojas en el vaso de leche empapan muy bien y no se rompen. Pero el sabor no es igual, o al menos no es que yo recuerdo, así que seguiré en busca de la campurriana perfecta aunque estas no tienen nada que envidiarle.




INGREDIENTES
- 125 gr. de mantequilla
- 125 gr. de azúcar
- 1 huevo
- 200 gr. de harina Mix C de Schar
- 50 gr. de almendra molida
- 1 punta de goma xantana (opcional, pero si tenéis mejor)
- 1/4 de sobre de levadura royal



PREPARACION

En el recipiente de la amasadora mezclamos la mantequilla reblandecida y el azúcar hasta obtener una pomada. Seguidamente le añadimos el huevo y cuando esté integrado el resto de ingredientes tamizados.
Precalentamos el horno a 240º durante diez minutos. Mientras tanto, colocamos un papel vegetal sobre una bandeja de horno y vamos haciendo las galletas colocándolas guardando cierta separación para que no se nos peguen al hornearlas.

Para formar las galletas tenemos dos opciones:
1ª Hacemos bolitas, las colocamos en la bandeja y después las aplastamos.
2ª Ponemos la masa de las galletas en una manga pastelera (yo no le puse boquilla, simplemente le corte la punta) y vamos poniendo pegotes en la bandeja, después lo aplastamos un poco y listo.
Para mi con la manga pastelera es mucho mejor porque es más rápido y no te tienes que pringar las manos.


Horneamos las galletas durante 10 minutos en un nivel medio del horno a 240º con calor arriba y abajo. Id vigilándolas porque cada horno es un mundo y a lo mejor necesitan más tiempo o menos.


Una vez horneadas las sacamos del horno y las dejamos enfriar 5 minutos en la misma bandeja y después las pasamos a una rejilla para que terminen de enfriarse.
Para conservarlas las guardaremos en un recipiente hermético o en una lata.


martes, 29 de julio de 2014

Cupcakes de fresa

Sencillamente irresistibles.....



INGREDIENTES:

- 3 huevos.
- 250 gr. de azúcar.
- 225 ml. de aceite de girasol
- 1 yogur de limón.
- 150 ml. de leche.
- 380 gr. de harina Mix C de Schar.
- 1 sobre y 1/2 de levadura (Mercadona).

Para el buttercream:

- 300 gr. de mantequilla sin sal
- 300 gr. de azúcar glas.
- Sirope de fresa (Mercadona)
- Colorante rosa (Americolor) opcional.

Para decorar:

- Corazones, fideos y perlas de azúcar de Dr.Oetker



PREPARACIÓN:

En el recipiente de la amasadora, batimos los huevos y seguidamente le incorporamos el azúcar y continuamos batiendo hasta que la mezcla obtenga un color blanquecino. En ese momento añadimos el aceite y cuando este integrado ponemos el yogur y la leche. Por último, la harina tamizada junto con la levadura.
Dejamos la masa reposar media hora en la nevera.

En una bandeja de horno disponemos las cápsulas de papel y las llenamos con la masa hasta 2/3 de su capacidad.

Horneamos en el horno precalentado a 200º, con calor arriba y abajo durante 20 minutos.
Con respecto a la posición de la bandeja en el horno, es mejor ponerla un nivel más abajo de el de en medio y si cuando vaya a terminar el tiempo están blanquitas y las queremos mas doraras, le ponemos la función ventilador y en un momento cogerán color.

Una vez horneadas, las dejamos enfriar sobre una rejilla.



Preparamos el buttercream de fresa:

En la amasadora ponemos la mantequilla reblandecida (sacada de la nevera dos horas antes) y el azúcar glas, y mezclamos a velocidad rápida hasta que obtengamos una crema fina. Ahora le añadimos el sirope de fresa, la cantidad es a elección dependiendo de la intensidad del sabor que queramos.
Si queremos que nuestra buttercream tenga un color rosa más intenso podemos ponerle un poco de colorante.

Ahora viene lo más divertido: decorarlas. Me podría pasar horas con la manga pastelera y poniéndoles corazoncitos y demás tonterías.
Las podemos decorar sin más, pero si también las rellenamos con sirope están infinitamente más buenas.


sábado, 12 de julio de 2014

Molletes expres

Esta receta maravillosa de molletes es de Anabel Pein, del grupo de facebook Celiacos en la cocina. Y es que no veáis las manos que tiene Anabel, ya he hecho tres recetas de pan suyas y a cual más bueno.
Estos molletes son esponjosos, perfectos para bocadillos y hamburguesas. Y calentitos para desayunar, con unas rodajas de tomate con un poquito de aceite de oliva y sal uhmmm...no os digo ná de como están.


INGREDIENTES:

- 400 gr. de agua con gas
- 14 gr. de levadura (levital) (en la receta original son 10 gr.)
- 30 gr. de aceite de oliva
- 210 gr. de harina Mix B de Schar
- 180 gr. de harina proceli
- 80 gr. de harina de arroz
- 2 cucharadas de leche en polvo (opcional)
- Una cucharadita de sal


PREPARACIÓN:

Calentamos el agua en el microondas, no más de 30 segundos (solo queremos que este templadita) y la ponemos en el recipiente de la amasadora, le echamos la levadura desmenuzada y removemos hasta que este disuelta. Añadimos el aceite removemos e incorporamos el resto de los ingredientes. 
Lo amasamos hasta que tengamos una masa homogénea.

Preparamos una bandeja de horno con un papel vegetal y con una brocha lo untamos con un poco de aceite.

Para formar los molletes nos tenemos que untar las manos en abundante aceite porque la masa es muy pegajosa, y cuando se nos quede pegada algo de masa en las manos, nos las lavamos y volvemos a ponernos aceite. Dicho esto, formamos bollitos aplastados de más o menos 10 centímetros de diámetro y los ponemos en la bandeja separados para que no se peguen al levar.

Los dejamos levar en un ambiente cálido, en la receta original solo levan 30 minutos, pero yo los deje una hora y entre la media hora más de levado y los cuatro gramos de más de levadura que le he añadido me han salido más esponjosos y más buenos que la primera vez que los hice.

Para levar yo los meto en el horno a 40º y justo en la bandeja de arriba le coloco la rejilla con un paño de cocina húmedo por encima.



Cuando hayan levado los pintamos con ayuda de la brocha con un poco de aceite de oliva y les ponemos un poquito de harina de arroz por encima.

Los horneamos en el horno precalentado a 200º con calor arriba y abajo durante 20 minutos, los últimos cinco minutos le ponemos el ventilador.

Yo siempre los colocaba en la bandeja de en medio del horno, pero se me doraban demasiado y la corteza que quedaba muy dura, esta vez lo he puesto un nivel más abajo y han quedado con una textura perfecta.

Los dejamos enfriar sobre una rejilla, si es que sois capaces de esperar, porque yo nada más salir del horno ya les estoy pegando pellizcos jajaja.



miércoles, 2 de abril de 2014

Croquetas de espinacas

Por fin he vencido a mi archienemigo: la bechamel. Yo reconozco que tengo poca paciencia, pero es que siempre me salían grumos y acababa con mi masa grumosa en el cubo de la basura y con un humor, que pobre del que me preguntara si me habían salido buenas las malditas croquetas. Pero hoy después de no se cuantos intentos fallidos aquí las tenéis, espero que os gusten y que las disfrutéis tanto como yo.


INGREDIENTES

- 1 manojo de espinacas
- 1 cebolla (si es muy grande solo media)
- 300 ml. de leche
- 2 cucharadas de maizena
- Aceite de oliva
- Nuez moscada
- Pimienta
- Sal
- 1 huevo
- Pan rallado (marca Beiker)

PREPARACIÓN

Lavamos, troceamos y hervimos las espinacas. Las escurrimos y reservamos.
Cortamos la cebolla en trocitos pequeños y la freímos en una sartén antiadherente a fuego lento con tres cucharadas de aceite de oliva. Cuando este blandita añadimos las espinacas, sazonamos con sal, pimienta y una pizca de nuez moscada y lo dejamos al fuego dos o tres minutos.

En la leche fría añadimos dos cucharadas de maizena y lo removemos hasta que este disuelta (así no se formarán los malditos grumitos). 

Subimos el fuego e incorporamos a las espinacas la leche y no  paramos de remover hasta que espese y se forme una masa. Quitamos del fuego y extendemos la masa en un plato que dejaremos enfriar al menos tres horas en el frigorífico.

Cuando la masa esté fría ya podemos moldear las croquetas. Con ayuda de una cuchara vamos cogiendo pequeñas porciones las pasamos por huevo batido y por pan rallado y vamos dandoles forma.
Ya por último las freímos en abundante aceite caliente hasta que estén doradas.